miércoles, enero 11, 2006

Sevilla Festival de Cine Europeo


Por Miguel Jimenez - Taller de Zenón

El Festival de Cine de Sevilla, que se ha celebrado del 4 al 12 de noviembre de 2005, ha continuado este año con la dirección marcada en el anterior por una apuesta por el cine europeo. Su principal objetivo es difundir y promocionar el cine europeo y sus creadores, con especial atención a las cinematografías europeas emergentes.

Sevilla Festival de Cine 100% Europeo ha presentado más de 150 títulos, y nuevas secciones, y con una especial atención al cine francés, el más productivo e industrialmente potente del continente.

La Sección Oficial a Concurso ha estado compuesta por 14 películas de producción europea, que han optado a los importantes premios económicos destinados a facilitar su distribución y estreno comercial en España. Películas de Hungria, Dinamarca, Austria, Alemania, Portugal, Gran Bretaña, Turquia o Francia, concurrían a este galardón que ha obtenido la producción francesa "De battre mon coeur s'est arrêté", de Jacques Audiard, logrando el Giraldillo de Oro, dotado con 60.000 euros.

El jurado oficial, integrado por Michael Ballhaus (Presidente), Florinda Bolkan, Sonia Herman Dolz, Sami Naïr y Antonio Pérez concedió además del Giraldillo de Oro, otro de Plata al film "Crash test dummies", de Jörg Kalt (Austria) y su Premio Especial a "Johanna", de Kornél Mundruczó (Hungria), ambos dotados con 30.000 euros.

Es este último un film que reúne condiciones para ese premio, tanto por su fotografía y escenografía, como por sus diálogos cantados, o por la historia que nos relata, la de una enfermera cuyo especial método de curar complace sobremanera a todos los enfermos pero disgusta al status médico que ve amenazado el orden establecido en la medicina que actualmente sufrimos, a lo que se ve, en todos los países del área europea.

Por su parte, la Sección Oficial Eurodoc, en cuyo jurado estaban Jana Bokova (Presidente), Phillip Bergson, Gervasio Iglesias y Javier Corchera, decidieron dar su premio y 30.000 euros al documental "Min morfars morder"; de Soren Fauli y Mikala Krogh (Dinamarca), y una mención especial a "Reality shock", de Stanislaw Mucha (Polonia).

En la Sección Eurimages, un jurado de estudiantes universitarios sevillanos ha galardonado con otros 30.000 euros a "Caché", del austriaco afincado en Francia Michael Haneke. Pierre Auteuil y su pareja en el filme, Juliette Binoche, reciben unos videos -grabados de manera clandestina desde la calle- en los que aparecen en familia, junto a unos dibujos inquietantes y de difícil interpretación, que van enrareciendo el ambiente y la comunicación familiares. Una historia que podría haber dado mas juego pero que a causa de su indefinición, nos deja a todos en la duda de si se trata de una buena película o es simplemente un juego del autor, que disfruta negándonos un hilo salvador que nos saque del laberinto. "Caché" es un ejemplo de colaboración entre distintos países europeos al estar coproducida por Francia, Austria, Alemania e Italia.

En la Sección Generación Europa, los jóvenes críticos europeos Frédéric Jaeger, Sascha Keilholz, Miguel Angel Martín, Federico Casado y JorgeCastillejo otorgaban el Premio de la sección a "Kebab Connection", de Anno Saul (Alemania), que también se lleva 30.000 euros.

La quinta sección competitiva, Europa_Europa, cuyo galardón es votado por el público que acude a todas sus proyecciones, ha registrado el triunfo de la italiana "La febbre", de Alessandro D'Alatri, que recibía 30.000 euros.

Fuera del palmarés oficial, el Premio Signis, concedido por un jurado ecuménico al film que mejor represente los valores humanos, recaía en la producción rumana "La Muerte del Sr. Lazarescu", de Cristi Puiu. Una película que bien podría denominarse un documental, tal es la naturalidad conseguida, que narra la peregrinación de hospital en hospital de un viejo que sufre la falta de humanidad en el trato y otras deficiencias del sistema del que son parte los médicos y enfermeras de los servicios de urgencias.

Todos estos galardones se entregan a los respectivos distribuidores en España de los films ganadores, para favorecer su promoción y estreno comercial.

Mención especial merece el descubrimiento por el público de Béla Tarr, el director húngaro de quien se ha proyectado su obra completa. Tarr nació en Pecs (Hungría), en 1955, y muchos directores contemporáneos, como Jim Jarmusch o Gus van Sant, lo citan como uno de sus principales referentes, aunque sus películas no han tenido una gran difusión comercial. Se trata de un cineasta encumbrado por la mayor parte de la crítica europea, pero rigurosamente desconocido en España, donde jamás se había estrenado ninguna de la decena de películas que ha rodado desde finales de años 70. Esta retrospectiva de Béla Tarr, conocido por el largo metraje de sus films (Sátántangó dura más de 7 horas) y sus largos planos secuencia, no quedará como un simple buen recuerdo, porque Sevilla Festival de Cine Europeo ha editado por primera vez en nuestro país tres de sus películas más aplaudidas en formato DVD.

Un disfrute para los sentidos en el excepcional uso que hace del blanco y negro, en esos rostros anónimos que sostienen eternamente la mirada, o en su alegato continuo contra la estupidez humana.

Durante la gala de clausura del festival, celebrada en el Teatro Lope de Vega, se ha entregado además de los galardones del palmarés, dotados con un total de 240.000 euros, un Giraldillo de Honor al cineasta francés Patrice Chéreau, al que se dedicó un ciclo homenaje, y autor del film que ponía el punto final oficial al certamen, "Gabrielle", cuyo protagonista Pascal Greggory asistió a la proyección.

Fuera de concurso, el Sevilla Festival de Cine ha creado otras secciones. La Sección Europa en Corto ha presentado el panorama actual de cortometrajes europeos.

La Sección Focus Europa realiza cada año una panorámica dedicada a la cinematografía de un país concreto del ámbito europeo, seleccionando lo mejor de su producción en los últimos años. El país protagonista de esta sección en 2005 ha sido Francia,

La Academia de Cine Europeo (EFA) se ha convertido en entidad colaboradora del Sevilla Festival de Cine con el objetivo de apoyar su vocación impulsora del cine europeo y contemporáneo. En este sentido, la Sección Europa, Europa ha proyectado una selección de las películas nominadas por la EFA a los Premios del Cine Europeo del año.

Actividades paralelas

Al mismo tiempo, el Festival ha contemplado la organización de exposiciones, seminarios, cursos y publicaciones, y no sólo en la semana de la Muestra, sino también durante todo el año. Una iniciativa pionera en este ámbito es la creación, en colaboración con la Universidad de Sevilla, de un Seminario que, bajo el título El cine europeo del Siglo XXI, establecerá las bases para el estudio y análisis del cine europeo contemporáneo desde sus diversas vertientes: creativa, industrial, cultural, social o institucional. Dicho Seminario, pensado para alumnos universitarios por su dotación en créditos lectivos convalidables como parte de las asignaturas de libre configuración de la Universidad de Sevilla, consistirá en un conjunto de conferencias y mesas redondas impartidas por profesionales, críticos, historiadores y representantes de instituciones y organismos oficiales, que se combinará con la proyección del conjunto de 12 películas que se integran en la Sección Eurimages. Los alumnos inscritos en el seminario han participado como jurado de esta sección del Festival. Dentro del Ciclo Europa Joven se seleccionan diversas películas para el público infantil y juvenil, que se proyectan en horario matinal para colegios e institutos concertados. La exposición de fotografías Fotógrafo en Siberia, realizadas por el cineasta Giusseppe Tornatore, nos acerca a la realidad humana diaria de una localidad siberiana.

Encuentro de culturas

Por tanto, Sevilla Festival de Cine desea convertirse en un instrumento que cohesione la cultura europea a través de la potente creación audiovisual, respondiendo a una demanda real del mercado, que necesita crear un espacio propio para la promoción y difusión del cine europeo. Tiene la firme vocación de convertirse en mucho más que un certamen de cine, aspirando a llegar a ser un lugar de encuentro de culturas diferentes, un marco que invite al diálogo y a la reflexión de nuestros problemas, de nuestras diferencias y de nuestros lugares comunes, y todo ello a través del cine. El reto del Sevilla Festival de Cine es ofrecer el mayor número de películas europeas que Festival alguno programe en el mundo, convirtiéndose en el punto de referencia internacional del cine europeo, como ha declarado su director Manuel Grosso : "La variedad en temáticas y nacionalidades de las películas ganadoras es una prueba de la pujanza del cine europeo", quien considera además que los más de 65.000 espectadores que ha tenido esta edición del certamen confirman la sintonía entre éste y la ciudad que lo alberga. "Las cintas europeas gustan, sorprenden y emocionan. Sin ninguna duda la lección a asumir es que el cine continental tiene un público", añadía Grosso.


Desde Sevilla - España a 13 de Noviembre de 2005

Miguel Jiménez

El Taller de Zenón

No hay comentarios: