sábado, febrero 04, 2006

Siete Preguntas a una Mailartista: Entrevista a Andrea Trotta [Argentina]


Por Iris Pérez Ulloa

ipu. ¿Cómo definirías al arte correo?

at. El arte correo es una forma de rescatar, por un lado, el envío postal que en otros tiempos emocionaba a una persona al recibir una carta, abrirla antes de entrar a casa y comenzar a leerla antes de buscar en dónde sentarte. Por otro lado, el arte correo permite el retorno al intercambio, al trueque y demás formas de relaciones sociales perdidas u olvidadas. No me gustan las definiciones, sólo me permito hacer una reflexión al respecto de qué significa para mí.

ipu. ¿Desde cuándo hacés arte correo?

at. Comencé a intercambiar por correo desde hace poco más de un año.

ipu. ¿Por qué decidiste ser mailartista?

at. No lo elegí, sin querer el arte coreo me eligió a mí y lo que expliqué, al comienzo de esta entrevista, es lo que me hizo decidir continuar con ello.

ipu. ¿Cómo conociste al arte correo?

at. Lo conocí por un mail que me llegó de Vórtice de Argentina para participar de un intercambio postal, un año antes de que se cumplieran los 30 años del arte correo en la Argentina que culminó en una muestra en el Centro Cultural Recoleta de la cual participé.

ipu. ¿Cuáles son las reglas básicas, si es que las hay... para hacer arte correo?

at. Si hay reglas, la única posible es que el envío sea estrictamente postal, si no, no tendría sentido o llevaría otro nombre. Y luego, dejar que la imaginación y la expresión surjan haciendo, tal vez, un recorrido inesperado.

ipu. ¿Cuál es tu relación con tu cartero y los servicios postales de tu país?

at. Lamentablemente el correo no lo recibo directamente, ya que cuando el cartero pasa yo no estoy en casa. Con el servicio es diferente, ya que hay un empleado y es casi como ir al banco.

ipu. ¿Qué le recomendarías a alguien que quisiera ser mailartista?

at. Recomendaría, a un posible mailartista, que no reprima en absoluto su expresión por tratarse de un modo hoy poco usual de producir arte. Sólo eso.

¡Muchas gracias, Andrea!

No hay comentarios: