jueves, marzo 23, 2006

Enblogs '06 - Encuentro de Blogs de Galicia y Portugal [Galicia - España]

EnBlogs '06 reflexionará sobre los grandes y pequeños temas que rodean la
creación de blogs: la tecnología, el marco legal, los cambios sociales, las
experiencias personales y colectivas de creación, difusión y distribución de
información e ideas. El evento se celebrará el 19 de abril de 2006. Más
información, programa e inscripción gratuita en:
http://www.consellodacultura.org/enblogs/

sábado, marzo 18, 2006

ArteBA 2006 Programa de Auditorio

Circuitos Latinoamericanos / Circuitos de los Medios
Interacción, roles y perspectivas
19 al 23 de mayo – 18.00 hs 
Pabellones amarillo y rojo, La Rural, Buenos Aires

Circuitos Latinoamericanos / Circuitos de los Medios: Interacción, Roles y Perspectivas es el título del ciclo 2006 del Auditorio de ArteBA Feria de Arte Contemporáneo. El mismo se desarrollará en el horario Prime Time de las 18.00 y contará con la presencia de invitados del exterior de renombre internacional y de especialistas locales que debatirán en mesas abiertas al público, sobre el impacto del arte latinoamericano en los medios de comunicación, incluidas las estrategias que dificultan o facilitan la circulación de la información, el conocimiento de los circuitos artísticos, el desarrollo del mercado de arte y las políticas editoriales en relación a estos temas.

Importantes referentes culturales extranjeros y nacionales, tales como Gabriel Perez Barreiro - The Jack S. Blanton Museum of Art, Curator of Latin American Art, Austin, USA; Olivier Debroise, México, DF; Andrea Giunta, Argentina; Cuauhtemoc Medina, Tate Moderm, México, DF; Robin Cembalest, ArtNews Magazine, Executive Editor, New York, USA; Marcos Augusto Gonçalves, Folha de San Pablo, Brasil; Jason Kaufman, Artnewspaper, Londres; Brian Muller, Contemporary, Londres; Celia Birbragher, ArtNexus, Colombia; Diego Costa Peuser, Arte al Día, Argentina; Rafael Cippolini, Ramona, Argentina; José Alberto López, Revista Lápiz, España; Rosa Olivares, Exit Art, España; Francisco Reyes Palma, Curare, México, DF; Luis Alarcón, Revista de Crítica Cultural, Santiago de Chile; Gustavo Buntinx, Márgenes, Perú; entre otros.

viernes, marzo 17, 2006

Intercambio de ATCs en Buenos Aires

A&C y Ediciones Amnesia comunican que la reunión para intercambiar ATCs se realizará el día sábado 8 de abril, desde las 18:00 hs, en la Librería Caligari, calle Bogotá 101 (Bogotá y Otamendi a 2 cuadradas de Av. Rivadavia) en el barrio de Caballito, ciudad de Buenos Aires.

lunes, marzo 13, 2006

Triste Noticia de Arte Postal

Lamentamos dar la triste noticia del fallecimiento del artista correo belga Baudhuin Simon. En el sitio de Vortice Argentina www.vorticeargentina.com.ar/noticias/
hay un pequeño, pero sentido, homenaje a nuestro colega que, como ha dicho hoy el brasileño Jorge Barreto, ahora continuará haciendo arte en el cielo.

 

sábado, marzo 11, 2006

Siete Preguntas a una Mailartista: Entrevista a Gabriela Alonso [Quilmes - Argentina]


Por Iris Pérez Ulloa

ipu. ¿Cómo definirías al arte correo?

ga. lo más cercano a la libertad absoluta; hace que sientas mucha emoción, cuando llega un sobre con arte correo.


ipu. ¿Desde cuándo hacés arte correo?

ga. diez (10) años aproximadamente.


ipu. ¿Por qué decidiste ser mailartista?

ga. por curiosidad, para jugar, intercambiar.


ipu. ¿Cómo conociste el arte correo?

ga. porque otros artistas amigos lo practicaban.


ipu. ¿Cuáles son las reglas básicas, si es que las hay... para hacer arte correo?

ga. no no hay reglas.... la única que se me ocurre es respetar las consignas.


ipu. ¿Cuál es tu relación con tu cartero y los servicios postales de tu país?

ga. con el cartero muy buena y divertida... con el servicio postal he tenido algunas decepciones.


ipu. ¿Qué le recomendarías a alguien que quisiera ser mailartista?

ga. nada.... que comienze enviando una y ya no podrá parar.

El Arte de la Acción y la Utopía Latinoamericana


[Clemente Padín]

Como decía el poeta español Felipe Bosso: “Llamemos a las cosas por su nombre: COSAS!”. El arte no tiene un discurso autónomo, no es una entelequia flotando en los anillos de Saturno. Por más que el sistema quiera cegar o cubrir con un manto de silencio o tergiversaciones los sentidos que despierta el arte, nunca podrán dejar de significar o aludir a la realidad, aunque simbólicamente. Podrán estar un poco más acá o más allá, pero nunca afuera.
Las nuevas formas de expresión, incluyendo al arte de la acción o performance, aunque no excesivamente ovacionadas, no difieren en nada de las artes clásicas. Con ligeras variantes, tanto un libro como una opera o una performance, conservan el esquema comunicacional clásico: emisor – mensaje – receptor. Aunque la naturaleza de los mensajes varíen frenéticamente al son de los adelantos tecnológicos en el campo de la comunicación, los emisores y receptores somos siempre los mismos, es decir, nosotros. Pese a que, en algunas circunstancias o corrientes artísticas definidas, los papeles se confundan, es decir, cuando el artista asiste (o no) como público a la creación de su proyecto a cargo de los espectadores. Se trata de un abanico abierto que va desde la expectación pasiva, como en algunas formas del cine o el teatro, a la participación desenfrenada del happening, por ejemplo.
Lo curioso del arte de la acción es que, en general, el emisor (o artista) se confunde con el mensaje ya que se incorpora al sentido en tanto instrumento expresivo, es forma y contenido a la vez. Es decir, la obra se hace visible y desempaña retinas gracias al cuerpo del artista que con sus acciones va “escribiendo” (o “pintando”, como se quiera decir) su discurso artístico. La confusión la trajo Jackson Pollock con su Action Painting, ¿cuál era la obra: sus contorsiones alrededor de la tela en tanto iba derramando el óleo o los cuadros finalmente colgados en la pared? La crítica consolidada diría que los cuadros, por supuesto... sin embargo, de su danza con pomos nació el Gutai japonés de mediados de los 50, una de las piedras angulares del arte de la acción de hoy día. Otro poco de confusión nos la aportó Ives Klein con las “Antropometrías” de 1960: cuál fue la obra, los movimientos que instó realizar a sus modelos al son de la música y los aplausos del público o las telas manchadas con el azul de las pinceladas de sus cuerpos desnudos? ¿En dónde deberíamos buscar el sentido, en la acción o en sus consecuencias? La confusión no es menor ni ocultable. Nada menos que la inestable relación entre el designata y el designatum (el “Ceci n´est pas une pipe” de René Magritte). En estos vericuetos se perdió más de un joven artista teórico intentando crear y verbalizar un lenguaje de la acción (la Poesía Inobjetal de comienzos de los 70) a la manera de los habituales y claros lenguajes con los que nos comunicamos. ¿La acción como significante y, las consecuencias de la acción, el significado? O bien, la acción en semiosis permanente generando, en cada unidad temporal o espacio del “texto de la acción”, nuevas significaciones impensadas?


[ vi video ] de Fernando Llanos: videointervenciones móviles en contextos urbanos específicos, Porto Alegre, Brasil, 2005.

Sin embargo, es así cómo esas extrañas acciones o movimientos aparentemente indescifrables que realizan los accionistas o performers funcionan como mediadoras entre el mundo y el hombre, generando polisemias múltiples, es decir, infinidad de opciones significativas, llevados a cabo a través de procesos retóricos en nada diferentes a los habituales en las demás artes: metáforas, metonimias, sinécdoques, oximorones, etc., ante los cuales, al espectador, sólo le cabe interpretar algún significado posible, de acuerdo a su nivel de conocimientos y experiencia personal o, en otros casos, participar, más o menos activamente, en la confección del sentido.
La suma de lenguajes confluyendo en una sola obra se hizo realidad con la aparición de la performance (la multimedia fue posterior). Pero no a la manera de una opera musical, en donde cada arte conserva su contenido, es decir, en donde la música, la danza o el vestuario o el decorado pueden ser separados sin pérdida de información como en el poema ilustrado, en donde el texto verbal no se ve alterado por lo visual. En la performance confluyen, no sólo los signos de los diferentes lenguajes con toda su carga expresiva, sea del tipo que sea, sino también, toda una gama de elementos técnicos propios de los diferentes soportes que aquellos signos suelen conjurar, tales como sonidos, luz, oscuridad, movimientos, fuego, agua, papel, ruidos, etc., y otros no tan discernibles como el lugar, el clima, la temperatura ambiente, la hora del día, la edad promedio o las aspiraciones del público, etc., puestos allí para conformar esa totalidad de expresión artística, la performance.
El deslumbrante surgimiento de nuevas zonas de estudio, ocurrido como consecuencia del retroceso del caos y avances del conocimiento, ha sido fundamental para establecer estos puntos de vista. Sobre todo: el descubrimiento de unidades supra-estructurales que engloban a todos los lenguajes (semiótica): las mismas leyes, procesos, estructuras, la misma funcionalidad de los signos, los soportes, el ruido, etc. Tan sutiles como el polvo en el aire son los matices formales que marcan diferencias entre los diversos lenguajes. Toda conformación sígnica es un “texto” así haya sido pintado, escrito, danzado, cantado, accionado, etc. El siguiente paso fue descubrir la necesidad de la actividad experimental a nivel de los lenguajes para examinar sus posibilidades expresivas y su grado de competencia a la hora de conceptuar artísticamente la experiencia humana o lo desconocido a nivel de conocimiento. El arte de la acción no ha quedado al margen de estas condicionantes. No se pueden separar las áreas de la actividad humana en estancos separados, son inequívocamente inter-influyentes. El arte de la acción ha venido, como toda nueva formación artística, a cuestionar “lo ya sabido en arte” y a promover nuevas perspectivas de expresión a nivel simbólico.

Cecilia Vignolo en la Facultad de Arquitectura, Montevideo, Uruguay, 2005

Difícil será la tarea de desentrañar esta suma de ideas y conceptos en ordenadas estanterías de palabras, en caminos seguros. Apenas si estamos seguros de que el cuerpo es el instrumento expresivo por antonomasia, el pincel, el lápiz. También sabemos que el arte de la acción es un arte de expresión escénica, es decir, un arte formalmente similar al teatro u otras artes escénicas como la danza, la opera, etc., en las cuales la conjunción de lo espacial y lo temporal es decisiva. La única diferencia entre ambas es que en el teatro el artista (o actor) “representa” a un personaje y, en cambio, en la performance el artista se “presenta”. Menuda diferencia. El accionista es el instrumento de su propio arte (aunque en puridad lo es en todas las artes, en última instancia), sólo que, en este caso, no se puede separar de la obra. La documentación, ya sea escrita, fotográfica o videística, etc., no hace otra cosa que confirmarlo. En tanto el público permanezca en su rol de espectador, la performance continuará siendo una expresión artística; si interactúa con el artista, el evento pudiera transformarse en un ritual en donde existe todo un abanico de opciones que van desde la actitud pasiva (como en el teatro) hasta la máxima participación, como sucede en las ceremonias religiosas o en los bailes populares.


Acción Perla de Alejandra Herrera, Diciembre 2004, Santiago de Chile

Hoy día, aunque a regañadientes, la performance es un arte establecido y aceptado por el sistema de las artes aunque su índole fronteriza y desacralizadora aún despierta desconfianzas y recelos en muchos: se trata, nada menos, que de una expresión artística directa, no intermediada por ningún otro instrumento que no fuere el propio artista (su propio cuerpo), que da cuenta de la realidad. Así, el arte vuelve a sus carrilles y deja de ser un objeto con “valor de cambio” para volver a ser un objeto (o concepto) con “valor de uso”, un reflejo de la conciencia social e instrumento de conocimiento e intercambio de ideas. Incluso (quisiera firmarlo) instrumento de cambio. Parodiando a Marcel Duchamp podemos decir que la performance proviene de la vida y no del arte porque ha sabido amalgamar el sentir popular llamando la atención sobre las arbitrariedades del poder, hablándonos de la solidaridad y la cohesión social en torno a ideales compartidos y, también, a esquecidos sentidos de la vida postergados por la creciente indiferencia que impulsa el neoliberalismo rampante.
La fuerza de la performance se dispone, sobre todo, en la novedad de sus medios e instrumentación, en su lenguaje disruptivo que cuestiona al resto de los lenguajes artísticos interpelándolos y en su inviabilidad, en su imposible querer y no poder, en su índole utópica, el choque permanente entre el deseo y la realidad enfrentados al agotamiento de los predicados políticos e institucionales, el discurso adormecedor de los media.

Nueva muestra de "Dónde Leen las Mujeres" [Italia]

Desde el 8 hasta el 25 de marzo de 2006 puede verse, nuevamente, la muestra de arte correo Dónde Leen las Mujeres, organizada por Antonella Prota Giurleo, con la curaduría, en esta oportunidad, de Clara Gotta en la Biblioteca Cívica di Gamalero, Piazza Aldo Moro, en Italia. Los artistas participantes son:
Argentina: Daniela Lewin, Iris Pérez Ulloa; Brasil: Dorian Ribas Marinho; Canada: Keith Bloodworth; Bélgica: Marc Coene, Federica Frahan Dupont, Frips, Liza Leyla, Guido Vermeulen; Finlandia: Paul Tiilila; Francia: Michel Della Vedova, Sebastien Lefebre, Manuel Vaz-Zav; Alemania: Wolfgang Brenner, Christine Steuernagel, Wittwulf y Malik; Kuwait: Anne Marine David; Noruega: Jaromir Svozilik; Panamá: Alexis F. Benalcazar; Perú: Ana Morosi, Sonia Ruggiero; España: Cris Acqua, Carmen Luna, César Reglero Campos, Iris Pérez Ulloa, Miguel Jimenez; Estados Unidos: Lavona Sherats; Turquía: Sinasi Gunes; Uruguay: Clemente Padín; Vietnam: Lao Toan Vinh, School of Ho Chi Minh City; Yugoslavia: Rora & Dobrica Kamperelic e Italia: Gaby Agnoli Cova, Piera Ambroselli, Carla Baraldi, Mariano Bellarosa, Alexia Beverina, Paolo Beverina, Milena Biadigo, Daniela Braccia, Gianni Braccia, Franco Brambilla, Angela Bucco, Bruno Capatti, Cristiano Cereghini, Tiziano Chiaretti, Angela Cigna, Yosuke Cohen, Ada Cipolla, Lavinia Comi, Marisa Cortese, Lella Corvi, Laura Cuppone, Milky Degni, Laura D'Inca, Monia Di Santo, Patrizia Di Siro, Massimiliano Eddis, Ex Frabbrica di Fichi secchi, Marco Fantasia, Antonina Fazio, Anna Finetti, Ornella Fossati, Foto Domeus Milano, Nicola Gangai, Solange Gangai, Masimo Genchi, Stefano Genchi, Sara Giannatempo, Suzy Heel, Carlo Iacomucci, Ignoto, Luigia Introini, Pino Lia, Giusi Loisi, Gianni Maffi, Ruggero Maggi, Nadia Magnabosco, Carlo Malandra, Francesco Mandrino, Matilde Mantelli, Laura Marcato, Anna Maria Matone, Monica Mazzoleni, Sandra Mazzon, Veronica Menni, Gilia Montanella, Giuliana Monti, Gianni Montanati, Tina Musico, Enzo Pagani, Giovanna Pantaleone, Alessia Paolillo, Valeria Pirovano, Maria Prota Giurleo, Mimosa Prota Giurleo, Giancarlo Pucci, Fulvio Ravanetti, Silvia Rigon, Rita Riva, Ave Roman, Maurizio Salati, Antonio Sassu, Eugenia Serafini, Silvia Serri, Antonio Sormani, Dianella Stabilini, Fabio Stoppani, Giovanna Storti, Giovanni Strada da Ravenna, Luciana Taqvernini, Claudio Tedoldi, Bruno Teruzzi, Simona Valsania, Gabriele Vanzati, Odilia Stabilini, Fabio Stoppani, Giovanna Storti, Giovanni Strada da Ravenna, Luciana Tavernini, Claudio Tedoldi, Bruno Teruzzi, Simona Valsania, Gabriele Vanzati, Odilia Zanini.
En esta oportunidad la exhibición se realiza para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.